• Català, valencià
  • English
  • Español

Asociación Defensa Derechos Animal Ong ADDA

Qué denunciamos?

Zoos prisiones

Centros de cautiverio y entretenimiento en donde se exhiben colecciones de animales salvajes en régimen de reclusión con la principal finalidad de satisfacer la curiosidad de los visitantes.

DEFINICION:

Los animales que se exhiben en estas instalaciones están sujetos a un control total y viven en condiciones muy distintas a las de su medio natural.

La cautividad reprime los instintos naturales de los animales salvajes.

Los animales sufren de frustración permanente motivada por la pérdida de la libertad de elección y no poder comportarse de la forma en que lo harían en su medio natural. Tienden a la degeneración genética, física y de comportamiento.

Consecuencias de la cautividad:

Las conductas esteriotipadas: Son patologías derivadas del forzoso cautiverio y se manifiestan a través de conductas obsesivas y/o repetitivas como por ejemplo:

  • andar continuamente de un lado a otro,
  • girar en círculos,
  • jugar con la lengua
  • morder y lamer los barrotes
  • girar el cuello, balancearse,
  • agitar la cabeza de arriba abajo,
  • mecerse abrazando las piernas. (frecuente en: grandes felinos, elefantes, osos, jirafas, camellos, primates, etc.)

Otras patologías:

  • Apatía, tristeza aburrimiento.
  • Desórdenes alimentarios (negarse a comer o todo lo contrario, obsesionarse por la comida)
  • Auto mutilación: (morderse cola, patas, golpearse la cabeza) –felinos, osos, primates-.
  • Exceso de limpieza (arrancarse pelo o plumas dejando parches) –osos y loros-.
  • Comportamientos sexuales anormales (hiperactividad, buscar objetos sustitutivos).
  • Relaciones madre-cría anormales: (atacar, matar o abandonar a las crías, etc.)
  • Comportamiento infantil prolongado: (inmadurez, comportamiento social anormal, falta de confianza social, etc.)
  • Agresiones anormales: (con más intensidad o frecuencia como resultado de sobre-amontonamiento, amenazas de los dominantes, presión de los visitantes del zoo.
  • Vomitar y regurgitar: vómito repetido, comerse el vómito y regurgitar, (frecuente en gorilas y chimpancés)
  • Coprofagía: jugar y/o comerse los excrementos, ensuciar las paredes (gorilas y chimpancés)
  • Enfermedades. (digestivas, cutáneas, respiratorias, cardiovasculares…)

Los comportamientos anormales y algunas de las enfermedades que padecen los animales cautivos tienen su origen en:

  • La imposibilidad de realizar y desarrollar adecuadamente sus propias pautas e impulsos naturales.
  • Desocupación, aburrimiento y frustración forzosa.
  • Estrés permanente.
  • Control directo por parte de los humanos y la pérdida del propio control personal.
  • Pérdida de vida en un grupo social normal o el estatus solitario.
  • Medicación y el control médico de programas de fertilidad.
  • Enjaulamiento en un ambiente totalmente extraño
  • Tipo de infraestructuras, iluminación artificial, dieta predecible y rutinaria, ruidos y colores extraños.
  • La proximidad antinatural con otros animales y con visitantes humanos.
  • Extracción de su hábitat natural

Su influencia en la conservación

  • Se calcula que hay 6.000.000 de animales que viven confinados en cautiverio para la distracción humana.
  • Menos del 10% de los animales que permanecen cautivos en los zoos, son especies en peligro de extinción.
  • Hasta el momento los zoos no han sido proveedores básicos de animales, dinero o dirección en los programas de reintroducción.
  • El impulso más significativo en los programas de reintroducción de animales al medio salvaje lo han dado las campañas de concienciación, los programas gubernamentales encargados de la vida salvaje y el medio ambiente y la presión de los movimientos conservacionistas.
  • Para que los proyectos de reintroducción lleguen a tener éxito en la conservación de una especie, se deben alargar bastantes años y liberar grandes cantidades de animales.
  • Los comportamientos anormales de los animales, adquiridos en la cautividad (zoos) son un factor negativo para su reintroducción en la naturaleza, ya que se reducen las posibilidades de supervivencia.
  • Según datos publicados por la RSPCA de Inglaterra en un informe sobre elefantes la mayoría de los más de 500 elefantes que se mantienen en los centros de Europa han sido capturados de su estado salvaje en la naturaleza.
  • A pesar de estar protegidos se continúan capturando delfines en estado salvaje para ser recluidos en zoos y delfinarios.

Zoos y educación

  • Transmiten la imagen del animal objeto y la idea de dominio sobre las demás especies.
  • Existe la contradicción entre el objetivo de “educar” y el método utilizado a través del ejemplo de animales que son sometidos a la cautividad.
  • Potencian el mensaje de que los humanos pueden construir y reinventar la naturaleza.
  • El interés se limita a la satisfacción visual y momentánea sin lograr un conocimiento real o, interés especial por la vida salvaje.
  • Los espectáculos circenses desorientan aún más la percepción del público mostrando actuaciones e imágenes “distorsionadas” y “antinaturales” de los animales.
  • No inciden de forma significativa en la toma de conciencia por la preservación de los ecosistemas y los parques naturales, factores ambos de vital importancia para la supervivencia de las especies.

Conclusiones:

  • Los zoos no han conseguido aportaciones significativas en la conservación de las especies amenazadas, o en la protección de sus hábitats naturales.
  • La cría en cautividad, en estas instalaciones, de especies salvajes con objetivos conservacionistas, representa una estrategia poco relevante en el conjunto de sus actuaciones.
  • No educan al público en relación a como ayudar a proteger y conservar las especies.
  • Continúan transmitiendo una influencia negativa relacionada con la utilización de los animales para entretenimiento.
  • Muchos animales de los zoos viven en condiciones inaceptables.
  • No se da prioridad al bienestar físico y mental de los animales.
  • En muchos aspectos los zoos no son ninguna solución, si no parte del problema.
  • El bienestar de los animales es prioritario y debe prevalecer sobre otras cuestiones. Es por ello que los zoos deberían tomar todas las decisiones pensando en los animales y ofreciendo a cada individuo el máximo bienestar y las mejores condiciones ambientales, permitiéndoles manifestar unos comportamientos más naturales, teniendo en cuenta que muy pocos tienen la posibilidad de ser reintroducidos en la naturaleza.
  • No puede ignorarse el escuchar la opinión, presencia y participación de las organizaciones de defensa y bienestar animal y los grupos ecologistas como importantes colaboradores en la mejora y cuidado del bienestar animal.
  • Se deben reubicar a los animales en lugares más adecuados a sus necesidades dando prioridad a las especies que más sufren en cautividad (elefantes, felinos, etc.) trasladándolos a lugares más apropiados con el fin de reducir al máximo los efectos negativos de la cautividad.
  • Dejar de utilizar animales en demostraciones circenses que les obliga a realizar comportamientos antinaturales.
  • Los zoos no deberían perpetuar la cautividad de especies salvajes.
  • Las autoridades deberían controlar y garantizar que se cumple lo establecido en la normativa vigente a fin de mejorar las condiciones de los animales y las normas de seguridad pública.
  • En caso de cierres de zoos, se deben llevar a cabo todos los procedimientos necesarios para garantizar las mejores condiciones de reubicación de los animales.
  • Dado que una mayoría de programas de cría en cautiverio no son viables ni eficaces en la preservación de especies, se deben adoptar actuaciones de no reproducción. Invirtiendo esfuerzos y fondos económicos en la protección y conservación de los hábitats naturales y sus especies.
  • Cuando la cría en cautividad sea la única opción viable para preservar una especie, hay que establecer programas de cría “in-situ”.

QUE PUEDES HACER:

  • Colabora informando y divulgando a fin de no fomentar la cautividad de los animales.
  • Si visitas alguna de estas instalaciones hazlo en calidad de observador crítico, analizando la situación y condiciones de los animales allí ubicados.
  • Solicita más información. ADDA dispone de informes, material de sensibilización y divulgativo.
  • Si quieres colaborar de forma más activa: HAZTE INVESTIGADOR/A DE ZOOS! Ponte en contacto con ADDA y te enviaremos un formulario.
  • Cuantos más ojos y oídos tengamos ayudando a cambiar las cosas, más sufrimiento de los animales cautivos podrá ser aliviado. Tu ayuda es importante para recabar el máximo de información.
  • ADDA es miembro fundador de ENDCAP (End Captivity). Uniendo esfuerzos y compartiendo información y conocimientos, la coalición trabaja para aliviar el sufrimiento de los animales cautivos, exponer casos de crueldad, apoyar los más altos estándares de bienestar animal posibles así como influenciar y promover un cambio de prioridades al margen del cautiverio en favor de mantenerlos en libertad.

ADDA ha realizado diversas campañas, tratando de concienciar, y a favor de un cambio de mentalidad que acabe con el sufrimiento y el cautiverio injustificado. Denuncias, visitas a zoos, informes, jornadas y talleres, investigaciones, estudios y alegaciones de la normativa, colaboraciones con organizaciones internacionales, y trabajos específicos que forman parte de las actuaciones llevadas a cabo.