• Català, valencià
  • English
  • Español

Asociación Defensa Derechos Animal Ong ADDA

Qué denunciamos?

Caza, captura, tráfico

La denominación genérica de caza, incluye numerosas variantes aunque el objetivo de la misma sea siempre el mismo: la persecución o acecho de animales con la finalidad de su captura o muerte.

1.- LA CAZA COMO DEPORTE

La caza deportiva actual es una actividad recreativa que poco o nada tiene que ver con la antigua necesidad de supervivencia. Denominada como actividad de placer o “deporte”, se ha transformado en un enorme negocio, que de forma legal, permite abatir a millones de animales cada año. En España hay concedidas alrededor de 1.200.000 licencias de caza que implican el exterminio de mas 16.000.000 de animales. Cotos de caza con vallados que impiden el libre desplazamiento de las especies, repoblaciones intensivas en los cotos de especies cinegéticas procedentes de granjas, venenos, trampas, el exterminio de especies depredadoras que son consideradas como competidores, furtivismo y otras practicas prohibidas, forman parte del grave problema que genera esta moderna variante de la industria influyendo en la desaparición de las especies y amenazando los ecosistemas y su frágil biodiversidad.

Perros de caza: las otras víctimas Para algunos cazadores los perros utilizados son tan sólo instrumentos al servicio de su actividad. Encerrados en cheniles durante meses, es frecuente el abandono o la muerte al finalizar la temporada cinegética, en algunos casos de forma muy cruel, cuando ya no son considerados aptos para esta finalidad.

QUÉ PUEDES HACER:

  • La caza en España –reclamo de escopetas de toda Europa-, tradicionalmente, goza de una excesiva tolerancia a nivel legal e institucional.
  • De la concienciación y educación que puedas hacer a nivel individual y local en el respeto hacia la naturaleza y los animales, depende, en gran medida, la disminución de esta masiva “actividad”.
  • Colabora y participa con grupos de personas afines en tu localidad. Denuncia a una entidad conservacionista lo que pueda parecerte ilegal aportando el máximo de información.

2.- CAZA COMERCIAL DE BALLENAS

Existen cerca de 80 especies de ballenas, delfines y marsopas. En su conjunto se denominan cetáceos o mamíferos marinos. Durante el siglo pasado, dos millones de ballenas fueron matadas utilizando métodos que causaban un enorme y prolongado sufrimiento. Su caza masiva puso al borde de la extinción a algunas de estas especies. En 1986 fue prohibida, a escala mundial, la caza de estos cetáceos. La Comisión Ballenera Internacional (CBI) es el organismo intergubernamental encargado de regular y supervisar la conservación de las ballenas además de controlar su caza. Debido a diversas lagunas en la normativa que regula su prohibición, y con la excusa de “caza científica” –aunque finalmente son destinadas al consumo- se han continuado cazando, anualmente, alrededor de 1.500 ballenas. Diversos países presionan desde hace años para que desaparezca esta prohibición y volver a reanudar la caza de estos mamíferos a gran escala.

La coalición mundial Whalewatch, formada por más de 140 asociaciones de 55 países liderada por la WSPA y en la que trabaja activamente ADDA, solicita que, además de continuar la moratoria, se deben debatir integramente en el seno de la CBI, todas las cuestiones relativas al bienestar que afecta a las ballenas como consecuencia de este tipo de caza.

Algunas evidencias:

  • El principal método de matanza es el arpón con granada de pentrita, diseñado para explotar dentro del cuerpo de la ballena.
  • La explosión provoca, como mínimo, una herida de 20 centímetros, que se triplica cuando las puntas del arpón se abren para anclarse en el interior del cuerpo.
  • Este método de caza no está, generalmente, adaptado a las especies a las que se aplican. Los arpones utilizados para las ballenas más pequeñas, “Minke”, son también utilizados para las especies más grandes.
  • Algunas ballenas pueden tardar más de una hora en morir.
  • Un reciente estudio científico veterinario llegó a la conclusión de que los criterios de la CBI para evaluar la muerte o insensibilidad al dolor de las ballenas son inadecuados.
  • La propia persecución estresante puede hacer que las ballenas sufran o mueran aunque no resulten capturadas.
  • Además, cada año se matan en el mundo miles de pequeñas ballenas, delfines y marsopas en actividades balleneras no reconocidas por la CBI.

Las ballenas y su beneficiosa contribución en el medio ambiente:

Un reciente estudio publicado por el profesor Victor Smeatacek del Instituto de Investigación Polar señala que la caza masiva de más de 300.000 cetáceos en la década de los años 30 tuvo importantes consecuencias en la cadena trófica. La desaparición de miles de ballenas azules en el Antártico ha influido negativamente en el calentamiento global debido a que estos mamíferos marinos funcionan como fertilizadores que sintetizan el hierro favoreciendo así el mantenimiento de las temperaturas.

QUÉ PUEDES HACER:

Participa en las campañas que oportunamente se vayan anunciando. Se puede obtener documentación más detallada en español, a disposición de quien la solicite en ADDA. Más información: http://www.whalewatch.org

CAZA DE FOCAS

Participa en la campaña mundial contra la caza de focas. Más información: http://www.whalewatch.org

3.- COMERCIO Y TRÁFICO DE ANIMALES.

Caprichos y modas de graves consecuencias.

Cada año numerosas especies de animales son empujadas al umbral de la extinción debido a la acción humana. El cambio climático, la sobreexplotación de recursos, la deforestación, el crecimiento urbanístico, etc., provocan la destrucción de su hábitat lo que unido a la caza y captura para el comercio legal o el tráfico ilegal de animales vivos o, de sus productos derivados, son causa de su exterminio y extinción. Primates, aves, reptiles, mamíferos,.. son víctimas de la oferta y demanda del mercado en la creciente moda de coleccionar o tener especies exóticas como mascotas del hogar. Según estimaciones del Fondo Mundial para la Naturaleza, más de 180.000 mamíferos, 6 millones de aves y 8 de reptiles procedentes de ecosistemas africanos, asiáticos o americanos son capturados y vendidos a países de la Unión Europea, Estados Unidos o Japón. España, Alemania o Portugal se destacan como países importadores o, de primer destino, de aves y reptiles para su posterior ubicación. Cada especie desaparecida, animal o vegetal, significa un nuevo eslabón perdido de la cadena natural y de su evolución de millones de años, además de un grave perjuicio al complejo equilibrio de nuestro ecosistema.

Tesoros perdidos

Especies como el Alca, el Dodó, el Mojo, la paloma Migradora, la vaca marina de Steller, el quagga o el apyornis, constituyen un minúsculo ejemplo de las 762 extinciones recogidas por la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en los últimos siglos. Algunas de estas especies desaparecieron en un tiempo record por culpa de la intervención e implacable persecución humana. La Lista Roja de especies en peligro de extinción señala una cifra de más de 16.000 especies de animales y plantas. A este expolio de la naturaleza se le suma la penosa tragedia que deben padecer las víctimas de este insostenible comercio. Los sistemas utilizados durante la captura, el transporte, las condiciones de alojamiento, el desconocimiento de sus necesidades, la dificultad de adaptación al nuevo medio, etc. provocan un gran porcentaje de muertes y sufrimiento.

QUÉ PUEDES HACER:

  • Piensa globalmente y actúa localmente
  • Evita la tenencia de un animal exótico. Su compra favorece el expolio de su hábitat y fomenta su desaparición como especie.
  • Aunque su cría se haya realizado en cautividad, sus necesidades son muy complejas y su entorno natural muy distinto al espacio limitado de un ambiente artificial.
  • Solicita más información. Participa concienciando.