• Català, valencià
  • English
  • Español

Asociación Defensa Derechos Animal Ong ADDA

Qué denunciamos?

Abandono Causas y consecuencias

La tutela de un animal de compañía es una responsabilidad a largo plazo. Un perro o gato puede vivir entre 12, 15 años, o más. Antes, debes asegurarte de poder asumir todos los deberes y obligaciones que su tenencia comporta.

TENENCIA IRRESPONSABLE: PRINCIPAL CAUSA DEL ABANDONO

Además de cumplir con la obligación del censo, la identificación y ponerle un collar con la chapa identificativa, tendrás que hacerte cargo de:

  • Alimentarlo correctamente.
  • Atender su salud e higiene.
  • Dedicarle tiempo para que haga ejercicio.
  • Tenerlo en cuenta a la hora de planificar las vacaciones.
  • Recoger sus excrementos de la calle.
  • Educarlo y educarte para una adecuada convivencia en sociedad.
  • No dejar que críe: la sobrepoblación provoca el abandono de animales.

SI DECIDES ASUMIR ESTA RESPONSABILIDAD, OFRÉCELE TU HOGAR A UN ANIMAL DE UN REFUGIO

CONSECUENCIAS DEL ABANDONO: PROBLEMA ÉTICO Y SOCIAL

Según diversas estimaciones en España, más de 100.000 animales (perros y gatos) son abandonados cada año. Al trauma físico y psicológico que sufre cada uno de estos animales hay que añadir el coste económico y el problema que afecta y perjudica de diversas formas a la sociedad y que obliga a que numerosas personas o, colectivos sensibles al problema, deban dedicar su tiempo, esfuerzo o economía, tratando de paliar el problema generado por la falta de responsabilidad de un segmento de la sociedad.

PREVENIR LAS CAUSAS PARA EVITAR LAS CONSECUENCIAS

Como principal origen del problema es necesario que se dé inmediato cumplimiento a la normativa vigente contando con el imprescindible interés e implicación de las instituciones públicas que tienen competencia en la materia en el ámbito de:

  1. Control y aplicación del censo, chip y placa identificativa.
  2. Localización y sanción del abandono.
  3. Control de nacimientos a través de campañas de concienciación y esterilización.
  4. Control de venta, importación y criadores de animales.
  5. Programas educativos y divulgativos.
  6. Fomento de la adopción.
  7. Incremento de centros de acogida y dotación de recursos para la correcta adecuación de las instalaciones ya existentes.

QUÉ PUEDES HACER

  • Colabora y participa en la solución de este problema a nivel individual o, a través de un colectivo.
  • Informa, conciencia y denuncia siempre que sea necesario.
  • Solicita información.